…Un poco de tiempo para mí

Muchas veces pareciera que necesito tomar turno hasta para sentarme a desayunar. Muchas veces puedo llegar a sentir que mi tiempo es de todos menos mío. Muchas veces siento que paso desapercibida. Cada paso, casa rincón que recojo, cada plato de cocina, cada paseo por el parque y cada cuento nocturno antes de dormir. Pero cuando empiezo a sentir que me voy perdiendo entre las cosas del día a día recuerdo que mi tiempo sigue siendo mío. Lo único que ahora lo comparto de otra manera. Recuerdo que cada desayuno que comparto con Mateo sabe mejor, cada vez que recojo es para el equipo no para nadie en particular, cada vez que cocino nos alimento a todos más y mejor, por último cada vez que leo un cuento antes de dormir invierto mi tiempo en una experiencia inolvidable, muy corta para mi pesar. Pero inolvidable por lo que representa.

Cuando me siento tentada a sentir que me perdí, recuerdo que mi tiempo lo he transformado en una cadena de experiencias que comparto todos los días con mi familia. Y ahí cuando siendo que mi tiempo es de todos dejo de sentir que me hace falta, que no lo perdí o que necesito más.

No veas solo lo que pierdes cuando dejas de hacer algo tu sola. Intenta ver lo que ganas cuando compartes tu tiempo con las personas que amas. Y quizás así te des cuenta de que el tiempo también puede ser infinito.

-La Senorita Prym

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: