Confesiones de una madre primeriza: la lactancia materna. (Parte I)

English version

Una vez quedas embarazada es inevitable entrar a Google a buscar cada tontería que escuchas y preocupaciones que van surgiendo en el camino. Cuando se trataba del tema de la lactancia materna nosotros lo teníamos claro;¡si! Gracias a las clases de preparación al parto sabíamos todos los beneficios de la leche materna. Sabíamos cómo colocar el pecho para un agarre óptimo,sabíamos que lo mejor era dar el pecho a demanda, etc. Pero lo que no te explican y de lo que nadie nos habló fue de las complicaciones que pueden surgir en el camino.

He intercambiado experiencias con amigas que han dado el pecho de manera exitosa hasta los seis meses o más. También he intercambiado datos del día a día con amigas que estaban lactando al mismo tiempo que yo y he llegado a varias conclusiones de por qué mi experiencia con la lactancia no ha sido óptima y de por qué probablemente muchas fracasan en el intento…

  1. No tener una noción clara de lo que pasa una vez decides dar el pecho. Cuando das el pecho, eres tú y solamente tu. Más cuando están recién nacidos que te necesitan todo el tiempo. Si no tienes quién te ayude a cocinar, vigilar bebé para que puedas asearte y en ocasiones dormir cuando el niño duerme, se vuelve muy duro. Papá regresa al trabajo primero que tú y no es tan fácil como en la teoría.
  2. No tener un grupo de lactancia. El poder compartir con madres que estén pasando por el mismo proceso que tú puede ser determinante. No sólo en el éxito de tu proceso pero de tu sanidad mental.
  3. Grietas en los pezones. Este tema lo repasaron muy por encima en las clases de preparación al parto. ” Se puede irritar un poquito el pezón, pero con un poco de crema se alivia y sigues”. Bien, hablemos claro, el problema no es que se “irrita” el pezón pero que con cada toma del bebé esa “irritación” se convertía en una grieta cada vez más grande, que lógicamente sangraba y dolía. Por más crema que me ponía, el niño enganchaba y se abría la herida. Es muy doloroso y aquí empezó mi complicación. Todas lás mujeres con las que hablaba me decían:” espera, ya mismo te sale un cayo”. Y yo pensaba, ¡Esto es una tortura!  Cuando llegué a casa del hospital contraté una matrona especialista en lactancia para que viniese a casa a verificar el agarre que el bebé hacía del pecho. Todo parecía en orden y mantuve comunicación con ella más que nada porque, aunque es madre de 4 y pro lactancia materna no es extremista del tema. Vamos que no te haría sentir como un monstruo si mencionas leche en fórmula en su presencia.
  4. El sácaleches. Probablemente esta fue la peor decisión que he tomado hasta ahora en mi corto recorrido como madre.  Cuando ya sentía deseos de llorar al acercarse el momento de pegar el niño al pecho supe que esto estaba fallando y en una noche de desesperación busqué un sácaleche. La verdad es que di mucha leche, muy rápido y no quería que se perdiera el ritmo ( la lactancia se demora 1 mes en establecerse). Una pareja de amigos fueron tan amables de dejármelo. Pensé, okay usaré el sácaleches mientras se me cura el pecho y listo. Pero, ¡Sorpresa! La tetina de un biberón es mucho más fácil para un niño, cuando llegó el momento de intentar darle el pecho, ya Mateo no quería. Estaba un rato pero al ver que no salía como él quería, fácil, se despegaba y empezaba a llorar. Y aquí empezó mi pequeña-gran obsesión con el sácaleches. Creo que aún cuando Mateo tenga 30 años, tendremos pesadillas del sonido del sácaleches sonando sin piedad a las 3am en las frías noches de invierno.  Normalmente te dicen:” duerme cuando el bebé duerme“, pero cuando entre toma y toma tienes que sacarte la leche, preparar biberones, intentar malcomer cualquier cosa que encuentres en la cocina (actualmente estoy intentando no comer azúcar que ha sido mi refugio) ,asearte y por supuesto atender al bebé, esto se vuelve casi inviable.

Claro que hay mamás que pueden manejar absolutamente todo lo que he dicho sin ayuda de nadie (y de más está decir que creo que merecen ser canonizadas), pero yo no soy una de ellas. Más que nada porque a Mateo no le gusta estar solo y a mamá no le gusta dejarlo llorar. No creo en eso de que los bebés manipulan.

Un bebé de dos meses que no puede ni sostener la cabeza, no tiene la psicología para saber manipular. Lo que sí sabe es diferenciar lo rico que se siente cuando las personas que queremos nos acurrucan y nos miman versus estar solito en un Moisés.

En fin, la semana próxima Mateo cumplirá tres meses.Tres meses que he estado día y noche conectada al sácaleche ( no sé cómo no ha salido volando por la ventana). Tres meses que, por más que me decían que mi leche iba a convertir a Mateo en invencible ( a ver, invencible,exagero un poco con la palabra claro para darle un poco de vidilla) hemos estado 1 semana entera con el niño hospitalizado con un proceso bacteriano que los doctores no saben explicarte cómo se da, solo que te toca y ya está. Casi como dejándolo a la mala suerte. Y lo más seguro si ha sido mala suerte, pero no quita el hecho de que Mateo exclusivamente toma leche materna y aún así se enfermó. ¡Mi obsesión por el preciado líquido no rindió frutos! No digo que reniego de evidencia científica sobre los beneficios de la leche materna. Creo en los beneficios de la leche materna y la lactancia 100%, solo que al final llevo 3 meses matándome sin comer bien y sin dormir y aún así siento que fallé.

Escogí la peor opción de todas.

IMG_6953

5 pensamientos en “Confesiones de una madre primeriza: la lactancia materna. (Parte I)

  1. Pingback: Confessions of a first time mom: about breastfeeding (Part I) | La Senorita Prym

  2. Soy una de las tuyas. Puse todo de mi parte para no rendirme, pero mi cansancio era tal que cuando se acercaba la hora comenzaba a llorar y no quería cojerla. Esto ya estaba afectando mi relación por que solo quería que alguien me dijera, no te preocupes, si no puedes lactarla más, no lo hagas, ella te va a amar igual y va a ser una niña sana de todas formas, pero todos sólo insistían en que la lactara. Mi esposo por mas que me ayudaba, me consolaba, me buscaba que comer, en fin de todo por apoyarme, yo no quería saber de nadie. Un día pensé, mi hija, un ser tan deseado no puede hacerme sentir asi. Si esta es la razón, se acabó la lactancia y así fue. Hoy mi niña tiene 9 meses y es una chica saludable y feliz, pues Mami esta tranquila, sin estrés y en armonia con todos.

    • Me han dado ganas de llorar…. Todavía no lo he dejado. Y te entiendo tanto cuando me dices que solo querías que te dijeran ” está bien si dejas de lactar”. En mi caso las pediatras hasta me han preguntado qué cuál es el problema y yo con cara de… Que me estoy muriendo. En fin a ver como termina este capítulo para mí. Gracias por comentar y no castigarme jeje

  3. Hola!! Me encato tu relato parecia q me estaba escuchando a mi misma… Estos meses han sido super dificiles y me duele decir esto por que mi bebe fue y es bien deseada, pero esto de la lactancia es una tortura(para mi) y sin mencionar cuando vas la oficina de tu pediatra y todoooooo el mundo habla de la lactancia como si fuera tan facil,entonces te sientes aun peor,preguntandote,estare hecha para ser madre?? Jajaja… O aun peor cuando te dicen,puedes organizarte y en lo que la bebe duerme te pones al dia en tu casa,queeeee??!!!!

    • jajaja que risa Thais! Lo lei dos veces porque no estaba segura si había sido la contestación mía a otro comentario!!! Te entiendo tanto! Menos mal que no soy extraterrestre y que hay otras personas pasando por lo mismo. Es que pasa eso mismo te sientes hasta culpable, mala madre y mala persona. Como si fueras a dañar al bebé de por vida 😦 Ánimo que seguro que lo estas haciendo genial!! Yo sigo en mi dilema y la verdad que hasta ansiedad he desarrollado por la tensión de cuándo llegará la próxima toma :/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: