Tú antes vs tú ahora

Image

Creo que cuando tienes 18 años piensas que vas a ser joven toda la vida. Tus problemas más grandes son algo así como “habrá cupo en la clase de marketing de los miércoles a las 10:30”?, “podré ir a todas las fiestas de este mes” y claro, “le textie, porque no me ha texteado”?

Pero mientras más te acercas a los 30 años más efímeros parecen ser estos problemas, claro siempre está el que sigue teniendo estos mismos problemas. Pero bueno, suponiendo que no, supongamos que piensas igual que yo y que cuando piensas en lo que te preocupaba o te importaba cuando tenias 18 años está tan lejos pero tan lejos de tu realidad que no reconocerías la persona que eras en aquel entonces. ¿Qué hemos aprendido?

La opinión que más importa y el mejor consejo viene de tu familia y no de los amigos.

Cuando tienes 18 años lo menos que te interesa es lo que tus padres tienen que decir. Pero mientras más te acercas a los 30 más te das cuenta de lo que valoras su opinión y sus consejos. Desde recetas de cocina a consejos amorosos. Cosas que nunca pensabas compartir, ahora son parte de tus conversaciones habituales.

Junto con esto: Aprendes que sin importar que pase, quienes siempre dirán presente, incondicionalmente será tu familia. Los amigos y hasta las parejas son condicionales.

Aprendes a decir, “NO”…y te gusta.

Cuando tienes 18 años, no te atreves a decir que no. Es casi como que te da vergüenza. Ya sea porque no vas a parecer “cool”o por que quieres quedar bien con todos. Por la razón que sea terminas diciendo que sí a muchas cosas que en realidad no te apetecían hacer. Y aún cuando tienes el NO en la punta de la lengua, la palabra nunca sale. Cuando te acercas a los 30 aprendes la satisfacción de decir NO. Y lo mejores que lo haces por las razones correctas. No quiero, no me gusta, no me interesa o no me apetece.

Te vuelves más exclusivo con tu circulo de amistades y/o las personas con las que compartes.

A los 30 ya no corres en búsqueda de la validación, de caer bien a todos. Ahora eres tú mismo. Ahora solo te rodeas de las personas que te hacen crecer, que aportan algo, que son naturales y transparentes contigo, por que es lo que te llena, lo que te hace feliz. Y logras entonces claro, ser cordial con todos pero nunca ir más allá de lo que sientes porque esto rayaría en hipocresía. Y ya para esto no nos queda tiempo.

Aprendes a perdonarte.

En este pequeño camino cometemos cientos de errores. Algunos ahora insignificantes, algunos menos graves, algunos muy graves, pero de todos aprendimos. ¿Qué aprendimos? A perdonarnos. Que al final el tiempo si que pasa y rápido. Que si no nos perdonamos entones perderemos el tiempo sintiéndonos mal por nosotros mismos.

Aprendes a perdonar. No solo porque es bueno para ti sino porque ya no te importa lo que esa persona tenga que decir de ti.

Cuando tienes 18 años es bien fácil que te hieran. Somos muy vulnerables y cualquier cosa que se parezca a una burla o a una crítica te llega. Sería muy fácil llenarte de rencor y guardarlo para siempre.  Pero esmejor todavía tener la satisfacción de dejar todo atrás y crear poco a poco la persona que quieres ser en un futuro.

Muchas personas dicen que nos volvemos  sarcásticos pero la realidad es que nos volvemos realistas. Cada época tiene su gracia, pero la realidad es que si hubiésemos tenido esta actitud a los 18 los hubiésemos disfrutado al máximo.

Con esto dicho no dejemos que lo que nos preocupa ahora nos limite de disfrutar este nueva década. Porque lo que ahora parece el fin del mundo probablemente cuando tengamos 40 nos parecerá una tontería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: